SALAArchitects | ENTREVISTA CON CARLOS FERRATER
15565
single,single-post,postid-15565,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
carlos_ferrater_portfolio1

10 mar ENTREVISTA CON CARLOS FERRATER

Carlos Ferrater i Lambarri
Office of Architecture in Barcelona (OAB)
Location: C/ Balmes 145 bajos 08008 Barcelona, Spain.
Website: www.ferrater.com
Age: 68

The following interview was conducted by Albert M. Silverio Fernandez for UAH (Universidad de Alcalá).

 

¿Cuáles son sus libros preferidos de su época de su estudiante?

Los primeros libros de arquitectura que tuve de la colección Hermes estaban dedicados a cinco maestros: Louis Kahn, Philip Johnson, Buckminster Fuller, Kenzo Tange, Eero Saarinen; que representaron cinco formas de interpretar el movimiento moderno.

¿Podríamos encontrar un sello de Carlos Ferrater en sus obras, cuál?

No, afortunadamente. Yo siempre he mantenido que cada obra es singular, es una nueva experiencia, es una nueva historia, es volver a cero. Pero también reconozco que proyectar es un proceso continuo, porque en el fondo tú no puedes hacer más allá de lo que sabes hacer, y lo que mejor sabes hacer lógicamente es lo último que has hecho.
Creo que a veces la experiencia es un lastre y no ayuda sobre todo en las primeras fases del proyecto. Luego toda esta experiencia va apareciendo, ayudando en las sucesivas fases del trabajo. Lo mejor es trabajar con una gran libertad en la concepción de las primeras ideas.

¿Trata su obra de responder alguna pregunta específica?

No, porque de hecho cada proyecto nuevo es una pregunta, así que lo que intento hacer cada vez es enunciar el proyecto, y enunciarlo es ya parte de la solución. Para mí lo grave es errar esa pregunta porque si ésta es equivocada entraríamos en una espiral de arreglar problemas que nosotros mismos hemos generado.
La manera de abordar el proyecto, que aprendí de joven ,es quitar todo lo superfluo, eso me ha llevado a plantear edificios casi como esqueletos en los que la forma final responde al planteamiento de la idea inicial. Así este principio se ha ido repitiendo a lo largo de los años, siendo más evidente en edificios como los Palacios de Congresos y auditorios en los que la construcción en hormigón armado responde a esta idea de construir con un material que acaba siendo envolvente, estructura y materialidad interior. También se hace patente en proyectos como en el edificio de Mediapro en el que estructura y piel se funden en una única actuación.
Esta forma de trabajar conlleva una negación del lenguaje, algo que aprendí analizando algunos edificios de Antoni Gaudí como las criptas o actuaciones en el paisaje como encontramos en el Parque Güell, ya que bajo tierra el lenguaje no es importante y sí lo es el manejo de la luz y la estructura, virtud ésta que es generalizable en los hipogeos que nos ha legado la historia.

¿Qué Arquitectos han influenciado su obra?

Diría que hay un arquitecto que lo ha influenciado todo, que es Mies Van Der Rohe, quién no puede ser una referencia directa, pero que está detrás de todo lo que yo he intentado en mi vida, y tal vez no aparezca porque es muy difícil llegar a ese grado de abstracción, de síntesis y de esencia.
Por otro lado, José Antonio Cordech es un modelo cercano, geográfica y culturalmente. Trabajo aquí, en los mismos lugares que yo he trabajado, vivió en la misma ciudad que yo he vivido, tuvo problemas similares a los míos.

Háblenos del corpus teórico, ¿es la fuente de su filosofía profesional?

Al principio no lo pensaba así, lo que sucede es que yo tenía una cierta intranquilidad con mi trabajo, tampoco tenía capacidad para valorarlo, porque cuando planteas algo teórico solamente queda una crítica visceral ,me gusta o no me gusta o está bien o mal construido, por lo cual es muy difícil avanzar. Hay que ir perdiendo lenguaje figurativo y ganando sintaxis que es abstracta, y en cambio el vocabulario es figurativo, yo he ido intentando perder todo el vocabulario posible y quedarme con la sintaxis que es lo importante y lo más abstracto.
Y entonces a partir de esos pequeños descubrimientos con el Botánico (Jardín Botánico de Barcelona, Barcelona, España, año 1999), al colocar una malla en el terreno, se inició un proceso que luego prosiguió en Lyon (Lyon Conference Museum, Lyon, Francia, 2000) con los pliegues, en Mediapro (Mediapro Building, Barcelona, España, 2008) con la estructura llevada al límite, o por ejemplo en el Paseo Marítimo de Benidorm con las curvas, formas del caos, que entrelazadas consiguen llegar a una lógica, nos dimos cuenta de que mediante procesos de geometría flexible abierta nos ayudaba a extraer las condiciones de la cultura, la tradición del lugar en el que trabajamos, y había la capacidad de transmitirlas a la práctica, es decir que teníamos mucha herencia cultural. Utilizando un mecanismo geométrico complejo que es la parametrización de todas las ordenanzas del Ayuntamiento, convertidas en x y z, y a partir de ahí se establece una idea geométrica abierta, que podemos ir controlando y manipulando. El resultado es que al final la obra se tiñe de esa genealogía o herencia cultural, que podemos transmitir al proyecto de una manera personal. A partir de una serie de experiencias de este tipo, desarrollas un cierto corpus teórico extraído de la praxis, o sea que no hay teoría a priori, sino a posteriori y ésta va evolucionando en cada proyecto.

¿Qué le gusta y que le preocupa de la Arquitectura hoy en día?

Me gusta lo de siempre, la arquitectura es atemporal. Desde la primera cueva, que al poner una piel de oso en la entrada ya era arquitectura, desde ese momento hasta hoy, en mi opinión, lo que es la esencia de la arquitectura ha cambiado poco, han cambiado las tecnologías, los procesos de organización social; en el fondo me gusta lo inalterable que tiene la arquitectura.
Lo que no me gusta es lo que tiene de alterable, es decir lo que tiene de espectáculo, como un cliente me comentó con el edificio de Granada *(Parque de las Ciencias de Granada 2004-2008)* -” me gusta este proyecto porque no es espectáculo”-, aunque es espectáculo no es arquitectura espectáculo, porque el espectáculo en su propia condición ha de ser efímero, ha de durar poco y la arquitectura, ha de durar muchos años, por lo que la arquitectura espectáculo es una contradicción, y en ese sentido no me interesa.

¿Qué importancia le merece la tradición del lugar a la hora de intervenir?

El lugar o el paisaje, es importante en cuanto tiene unas connotaciones físicas que yo debo conocer y eso prefiero conocerlo a priori con la visita del lugar, eso me lo enseñó Coderch (Arq. José Antonio Coderch, 1913-1984). Yo prefiero no ver el emplazamiento, prefiero tener una buena cartografía, explorar condiciones, conocer las características climáticas del sitio. Porque la primera idea yo creo que es mejor tenerla sobre la base fría de esos datos, cuando tienes una primera idea entonces ir al lugar, y dialogar con el lugar.
Luego el emplazamiento que empieza a aparecer es otro, unas condiciones ocultas que no son las condiciones físicas y esas son las que me interesan más, las que a través de la geometría vamos explorando a fin de relacionar el proyecto con la tradición del lugar.

¿Qué proyecto y por qué, resaltaría de su trabajo?

La casa para mi hermano (José Manuel Ferrater), creo que es una manera de intentar de forma abstracta obedecer a la sintaxis, sintetizar todo lo que me interesa; el lugar, la geometría, la instrumentación, la organización social. Es un sistema mínimo, 3 barracas en una plataforma elevada que crea un recinto dentro del recinto, la plataforma es importante porque los espacios vacíos suman tanto como los llenos, por lo cual aprovechar el vacío central que deriva en fugas visuales, articulado por la luz., el material más barato que existe. A su vez estas barracas funcionan como un sistema, porque cada una de las ellas es autónoma, pero en cambio cuando se ponen en relación se convierten en un organismo más complejo.

Dígame el nombre de un arquitecto (a) y por qué.

Renzo Piano, porque creo que tiene unos proyectos muy valiosos.

¿Qué opinión le merece la palabra sostenibilidad?

La primera condición de un proyecto es ser sostenible intelectualmente, después veremos si es sostenible climáticamente, porque si lo es intelectualmente, seguramente será sostenible en todo.
El problema es que se hacen proyectos que no se sostienen intelectualmente y después los llenan de prótesis, de ventilaciones, de placas y demás. La arquitectura vernácula siempre ha sido sostenible porque intelectualmente era rotunda, aunque a veces poner algún dispositivo adicional está bien. La sostenibilidad básica es que el proyecto esté bien planteado.

¿Cuál entiende usted que es la responsabilidad del Arquitecto ante la sociedad actual?

El Arquitecto es un medio. Cuando la gente dice que el arquitecto es un director de orquesta yo digo que es una equivocación. Lo que hace es articular todo un conjunto de operadores; la propiedad, el lugar, la constructora, la administración, los especialistas; y al mediar en ese mundo, intenta que todos estos operadores converjan en una misma dirección, por eso creo que la habilidad de la arquitectura está ahí, en comprender esa función social, no mandamos, pero sí tenemos la capacidad de conseguir mediar para conseguir un buen fin…
Al principio yo decía, un proyecto está entre las necesidades de un cliente y las posibilidades de un lugar, pero al cambiar de escala, los proyectos empiezan a hacerse más complicados, y empiezan a aparecer muchos más operadores.

¿Cómo quisiera que su obra fuera recordada?

Cuando miro atrás y veo un proyecto hecho en los años 70’s, me quedo tranquilo con lo que veo, me basta. Cuando veo el proyecto de Instant City (Ibiza 1971), algo tan ingenuo, con tan pocos recursos; me doy cuenta de que hoy lo haría igual. Esa atemporalidad fuera de la moda, es lo que me gustaría que se recordara de mis obras.

Algún consejo para las generaciones venideras.

Algo que digo siempre a mis alumnos el primer día. Ustedes son 300, dentro de 2 años seguramente la casi totalidad tendrán el título de arquitecto, ahora preguntaros cuantos de vosotros seréis arquitectos; está en vuestras manos ahora convertiros en arquitectos. Si son Arquitectos van a disfrutar mucho, porque la buena arquitectura siempre existirá… y aunque habrá crisis económicas, da igual, ya que éstas son temporales. d

Una definición de Arquitectura.

Pasar de la geometría al espacio, mediante la construcción.

Juan Sala
Juan Sala
juan@salaarch.com

Fundador de SALAArchitects